Contratación de personal

Hay en Colombia varios modelos de contratación que pueden utilizarse para vincular personal artístico, técnico, de autores  y, en general, de los servicios logísticos que son requeridos en desarrollo de un trabajo de producción.

Aquí mencionamos algunos de los más utilizados:

Contratación civil/comercial.

Se trata de contrataciones de carácter independiente que no tienen por finalidad generar entre el contratante (productor) y el contratista ningún vínculo de carácter laboral.

Por eso es fundamental que no se estipulen en ellas elementos propios de las relaciones laborales como subordinación y dependencia, si bien deben pactarse los mecanismos de coordinación necesarios entre las partes.

Este tipo de contratación es libre y se perfecciona en cuanto se llegue a acuerdo sobre las obligaciones, el valor y forma de pago, y es recomendable que esto conste en documento escrito, aunque por regla general no es obligatorio.

Las partes son libres de fijar el domicilio para efectos judiciales: Colombia o el país de origen del productor.

Mediante este tipo de contratación puede vincularse  a personas que son consideradas como “autores” de la obra (autor de guión, director, diseñador en trabajos animados o compositor de música original), en donde es preciso definir cuáles son los derechos que otorgan tales  autores al productor de la obra cinematográfica (P.ej. derecho de comunicación pública en cuáles formatos, en cuáles territorios, adaptación, reproducción)   y cuales, si es el caso, se reservan, pues aunque en Colombia existe presunción de cesión se acepta todo tipo de pacto contrario.

También se vincula así a personas que prestan servicios artísticos, como actores, directores de fotografía, directores de arte, escenógrafos, editores;  y servicios técnicos que se pueden prestar por personas naturales o jurídicas; además de toda la gama de servicios logísticos (p.ej. transportes, locaciones, habitaciones no hoteleras).

Como en todo contrato es básico fijar  el monto de la remuneración por cada producto, y señalar si dicha remuneración es definitiva o si queda una parte sujeta a la explotación comercial de la obra, lo que es totalmente libre pues en Colombia no existe ningún sistema obligatorio de regalías.

Es  conveniente, y obligatorio en algunos casos (de conformidad con la legislación nacional en materia de Derecho de Autor, Ley 23 de 1982), que los contratos con los “autores” de la obra cinematográfica, con actores y con productores fonográficos  o autores de música preexistente que se sincronice en la película,  sean reconocidos en contenido y firma ante notario, diligencia que tiene un costo mínimo (alrededor de 3 dólares por contrato) y demanda poco tiempo.

Para conveniencia  de la producción, también es importante estipular que el personal vinculado asume sus propias obligaciones con el sistema de seguridad social en salud, pensiones y riesgos profesionales, si bien es posible que la productora contrate seguros generales de cobertura en campos de accidentes o vida que estime necesarios.

Contratación por medio de cooperativas de trabajo asociado

En general las cooperativas de trabajo asociado se organizan para atender sectores económicos y culturales, entre otros. Se conforman con varias personas (diez o más) que asocian su trabajo personal y entre la cooperativa y el asociado no se establece ninguna relación laboral.

Las cooperativas realizan contratos con terceros para la producción de bienes o la prestación de servicios a cambio de un precio global.

En el caso de la producción de cine, se contrata a una cooperativa y ésta  destina a varios de sus asociados (p.ej. técnicos, actores, artistas) para que presten los servicios requeridos en la producción.

El productor  debe exigirle a la cooperativa que demuestre que las personas que prestan los servicios están realmente asociadas, pues si no es así, él debe responder por las obligaciones laborales dado que en este caso se considera al trabajador como subordinado suyo.

Contratación laboral

Es toda forma de vinculación laboral regida por el Código Sustantivo del Trabajo en Colombia, modelo poco usado en una producción cinematográfica dado que  los trabajos  que se requieren para una filmación demandan poco tiempo, comparados con otros.