La Comisión Fílmica de Medellín ofrece incentivo

miércoles, noviembre 18th, 2015

Después de crear una Comisión Fílmica y una Ventanilla Única que facilita los trámites a los productores, Medellín da un paso adelante a nivel de estímulos para las producciones que se rueden allí: la idea es que al fondo nacional creado mediante la ley 1556, que devuelve un 40 por ciento y un 20 por ciento sobre los gastos efectuados en el país, se le sume hasta un 15 por ciento del gasto hecho en la ciudad, lo que podrá o no ser aditivo a los estímulos nacionales.

La película Love and Coffee, que se está rodando en la ciudad, consiguió el incentivo. Y ya fue aprobado para dos producciones que se harán el año entrante.

Location Colombia habló con Francisco Pulgarín, director de la Comisión Fílmica de Medellín.

¿Cuáles son los retos de ese incentivo?
El reto en el corto plazo es seguir consolidando el número de películas que se ruedan en la ciudad. Sin embargo, hay que anotar que la estrategia de Medellín está pensada a largo plazo. Somos la única ciudad del país que hoy cuenta con una política pública audiovisual y cinematográfica aprobada en el Concejo de Medellín, mediante el Acuerdo Municipal 302 de 2015. De esta manera, tenemos una ruta trazada para los próximos diez años, en los cuales buscaremos que la ciudad se consolide como destino cinematográfico nacional e internacional.

¿Cómo se beneficia directamente la ciudad con la creación de ese incentivo?
Hay un componente de ‘derrame’ económico fuerte, pues el incentivo está planteado para que por cada peso que se le devuelve a los productores estos deben haber invertido diez en la ciudad. Sin mencionar el free press que las producciones generan y que involucra a la ciudad de manera directa.

¿Qué otras ventajas ofrece Medellín aparte del incentivo?
Somos la única ciudad del país donde la Ventanilla Única funciona de manera permanente y puede decir que ha ayudado mediante esta iniciativa a más de diez producciones, entre nacionales, locales e internacionales. Somos una ciudad sin los problemas de desplazamiento que pueden tener otras capitales de país. El clima, los sistemas masivos de transporte que pueden ser utilizados como locaciones y la cercanía de municipios a diferentes pisos térmicos nos convierte en un destino muy atractivo para las producciones.

¿Cómo puede competir Medellín con Bogotá?
La idea nunca ha sido competir. Partir de esa premisa es un equívoco. Lo que estamos haciendo es generar un ecosistema que favorezca la creación de una industria en el largo plazo, entendiendo que hablar de industria en un país como el nuestro es aún utópico. Sin embargo, contar con una Comisión Fílmica local, que hace presencia internacional; entregar estímulos aditivos a los nacionales y tener una ventanilla real, que funciona ciento por ciento, son avances significativos para acortar la brecha con otras ciudades.

En el marco del plan de internacionalización propuesto por la administración del alcalde Aníbal Gaviria, Medellín es la primera ciudad del país que hace eco de la Ley nacional de cine 1556 y lanza los estímulos para incentivar la industria cinematográfica ciudad de Medellín. Con una fuerte estrategia que ha implicado desde hace más de dos años la creación de la Comisión Fílmica de Medellín, que funciona desde el Medellín Convention & Visitors Bureau, como un programa de la Secretaría de Desarrollo Económico, pasando por la creación de una Ventanilla Única, que facilita los trámites a los productores que lleguen a la ciudad, e incluyendo la formación de personal técnico mediante cursos especializados con cineastas extranjeros, la ciudad busca modificar, mediante el cine, los imaginarios negativos que alguna vez pesaron sobre ella.
Ahora, con la creación de estos estímulos que se sumarán a los nacionales, Medellín da un paso contundente para convertirse en el primer destino para las producciones que lleguen al país. La idea es que, al fondo nacional, creado mediante la ley 1556 que devuelve un 40 y un 20% sobre los gastos hechos en el país, ahora Medellín le sume esta iniciativa y devuelva hasta un 15% del gasto hecho en la ciudad a las producciones que se rueden en ella, lo cual podrá o no ser aditivo a los estímulos nacionales. Con esta estrategia no solo se busca apoyar las exitosas políticas nacionales sino consolidar una industria nueva para la ciudad. En el último año en Medellín se han filmado nueve películas, entre internacionales y locales, cifra por lo demás record, y la idea es seguir promoviendo que más rodajes lleguen a ella y que la participación de personas de la ciudad sea cada vez más importante. De esta manera Medellín sigue avanzando en su meta de convertirse en un importante destino de Latinoamérica para las producciones de todo el mundo.