María Nela Sinisterra

miércoles, julio 1st, 2015

María Nela Sinisterra, quien ha participado activamente en teatro, televisión y cine en Argentina, acaba de terminar el largometraje Pacífico, su cuarta participación en el cine colombiano.

Sinisterra dejó su natal Buenaventura y se mudó a Bogotá para buscar el sueño de ser modelo de alta costura. Trabajó como presentadora y modelo e incluso participó en el concurso Señorita Bogotá. Viajó a Argentina como participante del reality De frente al miedo, en 2007, que se convirtió en su carta de entrada al medio artístico local: primero como presentadora y luego como actriz de teatro, de la mano del productor Gerardo Sofovich, para posteriormente incursionar en la televisión de ese país en los seriados Todas a mi y Pasajeros.

“Las oportunidades de trabajo en televisión obedecen a golpes de suerte de manera inicial. Sólo es tener esa primera gran oportunidad y todo lo demás se va despejando si interpretaste un rol que haya podido causar recordación en el público”, asegura Sinisterra.

Pero al contrario de lo que ocurre con muchos actores, Sinisterra ha trabajado más en el cine que en la televisión. En la pantalla chica ha participado en La hipocondriaca, Comando élite, Cumbia ninja 2, La madame y Mentiras perfectas. Ahora se encuentra en las grabaciones de Pambelé, la serie sobre la vida del colombiano que fue campeón mundial de los años 70, donde interpreta a la esposa del púgil, en el primer papel protagónico de su carrera en televisión.

En cine ya ha hecho 10 películas, entre las que se destacan Corazón de león (versión argentina y colombiana); Penumbra (Argentina); Olimpia  (Argentina); 8 tiros (Argentina); Hombres a la carta (Colombia), y las coproducciones Tiempo muerto y Pacífico (Colombia y Argentina) y que se encuentran en etapa de postproducción. “Los actores somos actores en todos los sectores donde se busque un intérprete. A mí me sucedió al revés de como le sucede a la mayoría: me topé primero con el cine, no obstante para mí la televisión tiene la misma importancia y a pesar de haber intentado inicialmente por allí, no se dio de manera inicial”, le cuenta Sinisterra a Location Colombia.

Las aspiraciones de María Nela Sinisterra no sólo van de la mano de la actuación. Hace poco mas de cuatro años se convirtió en socia de Sinema, productora argentina que fundó con Mauricio Brunetti, y con la que busca promover proyectos que hagan la diferencia. “Mi mayor motivación es el de hacer un cine distinto, que pudiera hacer un aporte importante a la gran historia cinematográfica argentina. Dentro de mis logros como productora está el de haber podido expandir fronteras al involucrar en un mismo plató dos culturas: la argentina y la colombiana”, dice Sinisterra la actriz, que ha sido coproductora de las películas Corazón de león (versión colombiana), Tiempo muerto y Pacífico.

Como productora, su interés se concentra en brindar los instrumentos suficientes para que el equipo y, sobre todo, los actores se sientan cómodos y puedan dar lo mejor de su creatividad. “Todo el tiempo estoy en procura de aportar esos elementos que necesitan los actores y que rara vez el productor general logra darse por enterado, y que son fundamentales para el desarrollo armónico y creativo de un proyecto”, explica Sinisterra, al mismo tiempo que hace énfasis en el rol que desempeña cuando es actriz de unas de sus propias producciones… “cuando actúo en una de las películas de Sinema, mi trabajo como productora termina justo antes del inicio del rodaje. En ese momento me desvinculo como productora y soy simplemente un elemento más del equipo artístico. He logrado hacer una barrera entre la actriz y la productora para dejar trabajar a cada una en su momento”.

Para Sinisterra la Ley de Cine ha sido un punto esencial en la manera como el mundo ve la industria nacional y todo lo que a ella la rodea. Cree que se ha puesto a Colombia en la mira y que hay un enorme potencial esperando para ser explotado. “Considero que es lo mejor que le ha podido pasar a la cinematografía nacional, pues con ella, el mundo entero se ha volcado a mirar a Colombia como ese pequeño Hollywood latinoamericano en el que sólo se necesita un equipo proactivo, un gran guión y unos visionarios inversionistas que sepan desarrollar proyectos de valía”, afirma.

Sus planes más próximos son terminar las grabaciones de Pambelé -hasta noviembre próximo-; los rodajes de las películas Perro, donde compartirá protagónico con John Leguízamo y que dirigirá el colombiano Harold Trompetero, y New York/Bogotá bajo la dirección de José Arzuaga.